"El día que descansé en tu mirada"

Un día llegó a mi corazón el polvo de América sin razón miré y miraba su belleza inaudita, a sentir la antigua raza dentrita de sus labios ojos y piel denotados de una civilización inmemoriada y denodados para mi desde la escuela infantíl, enseguida me ví practicando lo gentíl trabajando y estudiando “el sánscrito” para hablar contigo mujer exacta en el escrito y a escribir … Continúa leyendo "El día que descansé en tu mirada"