bfffa4b18ad5b88c021f5040705698ee

PSIQUIATRÍA

ÁREAS TEMÁTICAS

TRASTORNOS INFANTILES / ANSIEDAD, TR. DE

19 diciembre, 2014

timidez-300x142

LOS NIÑOS TÍMIDOS TIENEN MÁS RIESGO DE SUFRIR ANSIEDAD EN LA ADOLESCENCIA

Fuente: Child Development

Fecha: Diciembre 2014

5aa033cc57fa806158b6a6a6064ee495 fe51545f8842fcf6b18760007ecb4eba

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) Investigadores de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, aseguran que los bebés que son tímidos o les cuesta relacionarse con otras personas y lo siguen siendo a medida que crecen son luego más propensos a desarrollar problemas de ansiedad durante la adolescencia.

El estudio, publicado en la revista ‘Child Development’, ha revelado no obstante que esta relación solo se mantiene en aquellos jóvenes que tenían menos relación con sus padres cuando eran bebés.

e9f21322029ddf34da48db2ff98dbc04

Los investigadores estudiaron a 165 adolescentes de 14 a 17 años que fueron reclutados cuando tenían apenas cuatro meses, y cuando tenían poco más de un año se realizaron una serie de pruebas para ver cómo respondían a breves separaciones de sus padres.

De este modo vieron que los lactantes con apego solían calmarse cuando regresaban sus padres mientras que había otros que, al volver, les ignoraban, evitaban el contacto o se mantenían enfadados.

f566c142c0e6f11d518201575a5dc21d a5997dd458b9b28bfb2774199490c6ae

Asimismo, a los 14, 24, 48 y 84 meses les sometieron a otras pruebas para medir su timidez y la reticencia social ante nuevas situaciones, compañeros o familiares, y a su vez los padres también completaron cuestionarios sobre el comportamiento de sus hijos en situaciones nuevas.

Años más tarde, cuando los niños tenían entre 14 y 17 años, los participantes y sus padres completaron repitieron un cuestionario para, en este caso, evaluar la ansiedad de los ya adolescentes.

9db1e62b4dbc2d6861c7b7e68419637d

De este modo, vieron que los jóvenes que dijeron que a menudo se sentían nerviosos al ir a fiestas, bailes u otros lugares donde había personas que no conocían bien, o por hacer cosas en público como leer, hablar o hacer deporte, fueron los que presentaron niveles más altos de ansiedad social. Y en las encuestas realizadas durante la infancia, eran los que eran más tímidos y presentaban menos apego hacia sus padres.

Además, la asociación entre la timidez en la niñez y la ansiedad en la adolescencia fue más fuerte para los niños que, cuando veían a sus padres, reaccionaban con enfado o no eran capaces de calmarse al reencontrarse con ellos.

27cd412f53db9306096e2312a382859c 9f684356fdf1964a70671b9d2ed6722c

Para acceder al texto completo es necesario consultar las características de suscripción de la fuente original:http://onlinelibrary.wiley.com/journal/10.1111/(ISSN)1467-8624

ETIQUETAS →
FUENTE:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s