eb40cf31017a49b34246ac069232fc6c

760e1730ea543bd8831a0bc65a652ddd - copia

14 noviembre 2014

Por Lucien Engelen

«¡Internet ha revolucionado nuestras vidas!», se oye exclamar a menudo. La red sin duda ha añadido muchas cosas a nuestra existencia y ha eliminado unas cuantas. Pensemos, por ejemplo, en todas las cosas que internet ha vuelto obsoletas, como escribir cartas, la privacidad y numerosos tipos de agentes e intermediarios.

Estos cambios me recuerdan al dodo, aquella terrorífica ave gigante no voladora de un metro de alto y con aspecto de paloma que fue vista por última vez por un marinero holandés en 1662, cerca de isla Mauricio. De todas las especies extintas, el dodo se ha convertido en una suerte de metáfora de la extinción. Decir que algo terminará como el dodo equivale a decir que está destinado a desaparecer. En la era actual de internet y las tecnologías, esto no se refiere únicamente a la flora y la fauna, también para objetos que usamos o cosas que hacemos. Muchos futuristas ya han predicho que cosas tales como oficinas postales, taxistas, trabajo manual e incluso la muerte terminarán como el dodo.

e3aa6f18d4cdade10e8168bf0ab1e6e9 - copia

¿Y qué pasa con la asistencia sanitaria? ¿Qué desaparecerá en el campo de la medicina? ¿Lo conquistarán las nuevas tecnologías, como ya ha ocurrido con las industrias de la música y de los viajes? ¿Sustituirán los robots a las enfermeras? ¿En lugar de un médico tendremos una aplicación para smartphone? ¿Dejaremos de ir al hospital o a la consulta del médico? Es innegable que se están produciendo cambios y que determinados aspectos de la asistencia sanitaria empiezan a dar pasos hacia la extinción. Pero, en mi opinión, seguiremos necesitando profesionales médicos, personas reales, con empatía real, que proporcionen cuidados de calidad.

d9793eba0caffbdf817cf750162687e3 - copia

Los problemas a que se enfrenta la atención sanitaria son enormes, eso no es ninguna noticia. El agujero económico, el aumento por dos de la demanda y la escasez de personal cualificado (para 2040 en Holanda faltarán 400.0000 profesionales para hacer frente a las necesidades médicas de la población) llevarán a los sistemas sanitarios a reinventarse. Además, hay dos novedades esperando a la vuelta de la esquina que alterarán de manera significativa los modelos de asistencia sanitaria vigente. La primera es que el paciente asertivo ha llegado para quedarse y la segunda, que las nuevas tecnologías se están desarrollando a velocidad exponencial. El impacto de nuevos paradigmas comunicativos, tales como los medios de comunicación sociales o la transparencia del rendimiento, está tan subestimado como sobreestimado se encuentra el papel de la eSalud. Necesitamos pensar a lo grande, actuar poco a poco, dejar de hablar y empezar a hacer algo…. ¡ya!

b946874fcdb5513cad65694df064d2f3 - copia

Si un profesional quiere continuar siendo una pieza necesaria del mecanismo del sistema sanitario en, digamos, cinco años debe concentrarse en estos tres aspectos, por el bien de uno mismo, de la institución para la que trabaja y, sobre todo, de sus pacientes:

  1. compromiso del paciente;
  2. crecimiento exponencial de las tecnologías, en especial internet; y
  3. medios de comunicación sociales

A continuación analizaré unos cuantos elementos del sistema sanitario abocados a la extinción. Con la vista puesta en los tres aspectos arriba mencionados, el Radboud Reshape & Innovation Center ha puesto en marcha una serie de innovaciones. Entre ellas figuran (cito al azar):

  • HereIsMyData™: un servicio formado por una historia sanitaria personal, una comunidad y herramientas de conexión para eSalud.
  • AED4US: desde 2009 estamos empleando el crowdsourcing de la localización de desfibriladores externos automáticos en Holanda. Actualmente contamos con la mayor base de datos del mundo, con más de 18.500 unidades y casi 300.000 descargas con la ayuda del público.
  • FaceTalk™: hemos desarrollado un sistema de videoconferencia avanzado compatible con tecnología estándar, que permite que profesionales de la sanidad se comuniquen de manera sencilla y segura sin necesidad de otro hardware que el de un ordenador o una tableta corrientes.
  • AYA4: una comunidad online para pacientes de cáncer jóvenes (de entre 18 y 35 años) en la que pueden compartir detalles íntimos de lo que significa vivir con cáncer a una edad temprana y los problemas a que se enfrentan: de relaciones, trabajo, económicos, etcétera. Por el momento los pacientes son solo holandeses.
  • TEDxMaastricht y TEDxNijmegen: cada año organizamos conferencias de gran alcance: dos en Maastrich (2011 y 2012) y dos en Nijmegen (2012 y 2013) para compartir ideales y casos prácticos por ejemplo mediante internet. Para 2014 estamos organizando 360andAbove, 1 un simposio virtual, en internet, que conectará innovaciones centradas en el paciente mediante un nuevo formato. Irá desde Nimega a Londres, la costa este y el medio-oeste de Estados Unidos, California, Canadá, Australia, Japón, India, Hungría, Francia y luego regresará a Nimega para las conclusiones.

910d1e8714f2dee9064b2938ecdf370c - copia

Con estos proyectos aspiramos a evitar la extinción. Si no lo logramos, al menos nos convertiremos en ejemplos (vivos o extintos) que sirvan de punto de partida a otras innovaciones en el futuro próximo a otros que innoven, de manera que creen una asistencia sanitaria a prueba de futuro.

c89b11f874573306921b92d0338d7545 - copia

Localización

Uno de los principales cambios en la atención sanitaria es que la localización pierde importancia. Debido a las nuevas tecnologías (móviles) y al abaratamiento de las pruebas diagnósticas, los tiempos ya han empezado a cambiar. Por otra lado, los crecientes costes de la atención sanitaria están obligando a los agentes implicados en su gestión a buscar una mayor eficacia de procesos, personal y gastos generales. El número de fusiones y adquisiciones aumenta y aún está por ver si ese es o no el camino adecuado. Desde el Radbound University Medical Center pensamos que existen otras maneras de alcanzar la eficiencia, por ejemplo, creando una red basada en la colaboración. Con distintos puntos de atención médica en un radio geográfico determinado y con la ayuda de la nuevas tecnologías pueden conseguirse muchas cosas. Podremos hacer el seguimiento de nuestros pacientes en centros situados a la vuelta de la esquina e incluso en sus casas. Para los procedimientos más especializados será necesario el desplazamiento, claro. En las últimas décadas hemos tendido a alejar la atención sanitaria de los pacientes. Se empezó por llevarlos a un hospital, en lugar de atenderlos en sus casas. La atención sanitaria se ha centralizado ahora en instituciones en lugar de en redes, como ocurría en el pasado. Pero las nuevas tecnologías nos permiten revertir esta tendencia manteniendo los niveles de calidad. Esto significa que hospitales solventes y de buena reputación con ese tipo de médicos que ya conocemos tan bien empezarán a desaparecer. Por otra parte, llevaremos la atención sanitaria a los hogares de las personas.

6b14116fb32a481cbcae895d1010db2e - copia

Fuente:

http://www.bbvaopenmind.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s